martes, 28 de junio de 2016

NO ENTRABAS EN MIS PLANES de ANNA GARCÍA

Libro: No entrabas en mis planes      

Autora: Anna García


Editorial: autopublicado


Páginas: 766


Fecha de publicación: 25 de Abril de 2015


Sinopsis: Livy. 35 años. Divorciada. Hija pre-adolescente rebelde. Hijo sordo de nacimiento. Nuevo trabajo. Nueva casa. Nueva ciudad. Su vida es lo suficientemente complicada como para enredarse en una relación. Aaron. 37 años. Soltero. Teniente de policía del SWAT de Nueva York. Mujeriego empedernido. Acostumbrado a liarse con quien quiere y donde quiere. Tiene la vida que quiere y no está dispuesto a complicársela con una relación seria. Sus vidas se cruzan una noche en una discoteca. Un encuentro casual en los baños que acabará volviéndose algo más íntimo en el almacén del local. Ninguno de los dos busca nada más, así que, aunque la química es innegable, se despiden sin lanzarse promesas que no están dispuestos a cumplir. Pero el destino quiere que se vuelvan a encontrar, más pronto de lo que ellos se imaginan, y con más asiduidad de la que su poder de autocontrol puede soportar. Aaron no entraba en los planes de Livy. Livy no entraba en los planes de Chris. Chris no entraba en los planes de Max. Max no entraba en los planes de Bono. Bono no entraba en los planes de Lexy. Lexy no entraba en los planes de Aaron... ¿Se enfrentará Livy a sus miedos y se convencerá de que puede ser de nuevo feliz al lado de alguien? ¿Será Aaron capaz de renunciar a su vida sin preocupaciones para sumergirse en una relación algo complicada? ¿Serán capaces de hacer encajar todas las piezas y amoldarse los unos a los otros? ¿Serán Aaron y Livy capaces de luchar por su felicidad a pesar de que su relación no entrara en sus planes?


Opinión personal: Cuando empecé pensé, chica y chico se conocen en discoteca,…….más de lo mismo. Pues no podía estar más equivocada.

Livy llega a Nueva York  con sus hijos huyendo de una vida en la que no era feliz. Su exmarido la agredió. Pero no le dio la oportunidad de volver a intentarlo, pues lo denunció y lo metieron en la cárcel. Así que ciudad nueva, trabajo nuevo, casa nueva……..no quiere ni pensar en el amor.


Primera noche de juerga y copas. A Livy le entran ganas de ir al baño…………y se mete en el de hombres, donde se encuentra con Aaron. Y surge entre ellos una atracción física tan poderosa que por una vez Livy decide soltarse la melena y disfrutar del momento. Y vaya momento. Una sesión de sexo salvaje en el almacén de la discoteca. La sorpresa viene al día siguiente, cuando Livy acude a la comisaria a tomar posesión de su nuevo puesto como capitana del SWAT y se encuentra allí con Aaron, quien resulta ser el teniente de dicha unidad.


El día a día pondrá a prueba el autocontrol de ambos, porque mirar por la ventana de tu despacho y ver semejante bombón desconcentra a cualquiera.  Pero tendrán que solventar obstáculos en su relación, porque tienen que ocultar su relación en el trabajo, pues creen que la misma podría provocar el traslado de uno de los dos, y también tienen que ocultársela a los hijos de Livy, sobre todo a Lexy, que quiere que su padre vuelva y todo sea como antes.


En muchos momentos he llorado. Y sí, he dicho muchos, porque así ha sido. La pluma de Anna está dotada de tal emotividad que te hace ser parte de la historia y emocionarte mientras la lees. Pero también ha habido momentos cómicos en los que he reído a carcajadas, y momentos de tensión en los que estaba tentada de ir a la última página sólo para asegurarme de que terminaban juntos.


Una historia real como la vida misma, que refleja perfectamente lo que podría ser la vida de cualquier pareja, con los típicos problemas con los niños, sus alegrías, lloros, esperanzas, ilusiones…donde te vas a enamorar hasta la médula de Aaron, pero también de Max, Chris, Lexy, Livy e incluso Bono.

Una historia que te hace volver a creer que el amor a primera vista existe, que hay que dar segundas oportunidades cuando el amor es verdadero y disfrutar de cada instante como si fuera el último.



No hay comentarios:

Publicar un comentario