martes, 28 de marzo de 2017

CAMINANDO DESCALZO SOBRE LA HIERBA



Título: Caminando descalzo sobre la hierba


Autora: Anna García


Editorial: Autopublicado


Páginas: 392


Fecha de publicación: 1 de julio de 2016


Sinopsis: Hannah Wheelan es una mujer optimista y feliz, capaz de ver el lado bueno de todo. Madre, veterinaria de profesión, amante de las flores y del helado de plátano, nueces y chocolate.
Jake Weston es un tipo solitario y callado. Crecer rodeado de violencia y pasar varios años en la cárcel le han convertido en un tipo sin escrúpulos, capaz de cumplir cualquier encargo que sus clientes le pidan… Incluso matar.
Jake y Hannah solo tienen dos cosas en común: un pasado que ha marcado sus vidas, y un corazón que hace mucho tiempo que no usan. ¿Qué pasará cuando sus vidas se crucen? ¿Estarán preparados para amar de nuevo a pesar de pertenecer a dos mundos tan diferentes?



Desde que leí "No entrabas en mis planes" me enamoré de la pluma de Anna. Y esta novela no me ha defraudado para nada.

Es un libro en el que disfrutaremos de la relación madre-hija de Hannah y "lady Wheelan", en el que veremos forjarse una bonita historia de amor. Habrá segundas oportunidades, reencuentros, amigos de verdad...pero también veremos la cara amarga de la vida, pues al principio de la novela descubrimos la dura infancia de nuestro protagonista, Jake. Una infancia de violencia y maltratos que le llevan a convertirse en un adulto solitario que refleja en su día a día parte de esa violencia que vivió.


Me ha gustado mucho que el protagonista masculino no sea un "hombre perfecto", con su super trabajo y rodeado de amigos y gente que le quiere y le apoya. Por el contrario, Jake está solo en el mundo, a excepción  de su jefe y amigo, no es sociable, no tiene un trabajo que le satisfaga y le enriquezca por dentro. Es un hombre normal, con sus defectos y sus virtudes, que cae rendido bajo el influjo de Hannah y su hija (yo diría que más bajo el de esta última jejeje).


Como en todos sus libros, destacan los personajes, tanto principales como secundarios, pues Anna sabe darles la importancia justa a cada uno de forma que se vuelven imprescindibles en la historia.

He de decir que me encanta la facilidad de la autora para incluir personajes infantiles en sus novelas. Lady Wheelan es simplemente encantadora. Y quiero destacar un personaje con una trayectoria breve, pero muy importante en la novela, Heather. Aparece en un momento clave para Jake. Sin su ayuda probablemente se hubiera venido abajo del todo. Le da amistad, apoyo emocional, no le juzga, porque le entiende y sabe lo q necesita. Gracias a ella no se cierra al amor.


De lectura sencilla y ágil, con abundantes diálogos que enriquecen la novela, momentos de risas, de llantos y personajes cuidados al mínimo detalle, una vez que lo empieces no podrás parar de leer, porque no sé que clase de magia hace esta autora con las palabras, pero te mantiene enganchada de la primera a la última página.


jueves, 23 de marzo de 2017

CRITICA CAZADORES DE SOMBRAS


Título: CAZADORES DE SOMBRAS
Autor: Cassandra Clare
Editorial: Simon & Schuster

Sinopsis y Crítica:

Cazadores de Sombras es una saga de libros romántico paranormal juvenil, que ha sido llevada a la pequeña y gran pantalla.
La trama nos situa en un universo donde existen otras razas que habitan la tierra junto con los mundanos (humanos normales y corrientes), como los Nephilim o Shadowhunters (Cazadores de Sombras), mitad humanos, mitad ángeles, que protegen al mundo de las sombras, es decir, de los demonios. Junto con los Nephilim, está la otra raza que son los Downworlders, los Subterráneos, donde tenemos que incluir a los brujos, hadas, hombres lobo y vampiros. 
Entre estas dos razas tienen los llamados “Acuerdos”, dictados por los Nephilim bajo su órgano de gobierno, que es la Clave. Ningún Cazador de Sombras puede hacer su voluntad sin consentimiento de la clave, y al igual pasa con los subterráneos. Estos acuerdos se reducen a que no se maten entre ellos, pero como siempre hay un malo. Uno que hace años puso todo patas arriba.
Y es ahí, donde una joven, sin saber cuál es realmente su identidad, deberá detener al malo, encontrando aliados, junto a ellos el amor de su vida.

La saga esta formada por cinco libros llamados Los instrumentos mortales, tres libros llamados Los orígenes de los Cazadores de Sombras, a los que siguen Las Crónicas de Magnus Bane. Pronto saldrán varios más para seguir enlazando los primeros.

A la gran pantalla fue llevado el primer libro de la serie en 2013: Los Instrumentos Mortales, llamado Ciudad de hueso, y que la película fue llamada igual.
Se consideró desarrollar una secuela, que tendría el nombre de la segunda novela: Ciudad de Ceniza, pero  por el poco éxito de la primera no se llegó a realizar. Una pena porque a mi me gustaron los libros, y aunque no fue muy buena la primera parte, seguramente le hubiera dado una oportunidad viendo la segunda.
Fue protagonizada por Lily Collins (películas en las que hemos podido ver a Lily por ejemplo, en Mirror Mirror), y Jamie Campbell Bower (saga Crepúsculo). Protagonistas jóvenes, empezando sus carreras, pero que a la gente no los convenció su interpretación para este largometraje. A mi Jace, no mucho.

No obstante, son unos libros bien desarrollados, con un argumento muy bueno y no dejando cerrado el terreno, lo que ha facilitado su paso a la pequeña pantalla, realizando la serie Cazadores de Sombras, con nuevos protagonistas, y retransmitido por Netflix y Freeform (cadena original),  llevando ya dos temporadas completas, esperando a salir la tercera.
La primera temporada se vuelca con el primer libro, que cuenta como Clary va al Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, y sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar la tierra de demonios y, sobre todo, al de Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota. Primera temporada y película tratan más o menos igual, quitando que la serie le ha dado más juego, metiendo más personajes, más efectos especiales...
La segunda Temporada trata de como Clary, si pudiera dejar atrás el mundo de los cazadores de sombras lo haría, y así su mejor amigo no hubiera sido arrastrado por ella, convirtiéndose en algo ya no humano. No descubrir lo que es Jace para ella, destruyendo su corazón y como pensar que la peor calaña podría ser su padre.
Los efectos especiales no es que se salgan de madre, pero tampoco podemos calificarla que sea mala, son mucho mejores que la película. Es entretenida, intentan que se parezca a los libros, peeeeero hay cosas que no son ni medio normales, dejando en muchos aspectos al lado los libros y hago la serie como me da la real gana y es cuando dices: ¿¿¿Qué me estas contando???

-------- SPOILER---------
Si no has leído los libros y quieres hacerlo, mejor no leas lo siguiente:


Punto nº 1: Mato a la madre de Clary, porque me da la gana cuando en los libros sigue más viva que viva…

Punto nº 2: El mejor amigo de Clary, Simon, sabemos de sobra que en los libros, película y serie esta enamoradísimo de la prota, perfecto. Si en los libros, Clary le deja bien claro que solo pueden ser amigos y Simon tira por la mejor elección que es desfogándose, con dos de las chicas que se le ponen a tiro en todo el recorrido de página, pues no te pases la saga por el sombrero, y hagas que la protagonista se lie con Simón, porque ella no puede estar con el amor de su vida. ¿Cómo no tenemos más argumento para rellenar capitulo, nos salen con esto?

Punto nº 3: Me encanta Magnus Bane, Harry Shum Jr realiza el personaje perfectamente, al igual que Jace, interpretado por Emeraude Toubia y Alec, interpretado por Matthew Daddario.

Punto nº 4: Estoy a la mitad de la segunda temporada, pero si sabéis de más puntos tanto positivos como negativos, encantada de leeros y comentarlo, tanto serie, película como los libros, sobre todo los libros.
¡¡Nos leemos!!


martes, 21 de marzo de 2017

CORAZONES DE ACERO de María José Tirado



Título: Corazones de acero


Autora: María José Tirado


Editorial: Titania


Páginas: 448

Fecha de publicación: 8 de febrero de 2016


Sinopsis: Julia Romero es enfermera del equipo de urgencias del 061 de Sevilla. Su vida transcurre entre el trabajo y su relación secreta con Rubén, el mejor amigo de su hermano y médico de su equipo, relación que este no parece dispuesto a formalizar.
Austin Parker, miembro del equipo alfa del Team Six de los Seals, acaba de regresar de Afganistán. Su vida y la de Julia se cruzan tras ser apuñalado en la calle. Se trata de un hombre joven, corpulento, con una poblada barba rubia y unos espectaculares ojos azules. Un hombre cuyo torso y alma están marcados por profundas cicatrices.
Desde ese encuentro, Julia no podrá dejar de pensar en el americano. Pero Austin se prohibirá a sí mismo sentir algo por la joven enfermera. Está a punto de enfrentarse a la misión más importante de su vida y, por nada del mundo, quiere ponerla a ella en peligro.
Los DiHe son la más peligrosa organización criminal de toda Europa. Son salvajes, despiadados, se financian con la prostitución y el tráfico de seres humanos, y Julia está a punto de caer en sus redes, sin imaginar las consecuencias.



Una confesión: no he leído nada de María José Tirado. Pero cuando vi este libro me llamaron tanto la atención la portada y la sinopsis que no pude resistirlo y aparqué otras lecturas que tenía pendientes por ponerme con él. Y no me defraudó, me enganchó de tal forma que no pude soltarlo hasta que lo terminé.


El libro está narrado en tercera persona, y para mí ha sido un acierto. Las primeras páginas nos hablan de los personajes principales y de su día a día, y aunque no parezca relevante para la trama, sí lo es. Gracias a esto me fue más fácil adentrarme en la historia y comprender la forma de actuar de nuestros protagonistas.


Julia me ha encantado. Enfermera del 061, tiene un gran corazón que le hace preocuparse por cada paciente que atiende. No tiene más familia que su hermano Hugo, y vive con su mejor amiga Berta. Es dulce, pero también tiene carácter, y desde mi punto de vista tal vez demasiado impulsiva.


Austin...¿por dónde empiezo? Americano, miembro de los Seals, buenorro…pero algo que quiero destacar, ya que me parece atípico en romántica, es que la autora nos describe a una persona muy real, con sus miedos, sus defectos, muy precavido y serio. Está en Sevilla por un tema personal de gran importancia para él, del cual no voy a contar nada por la importancia que tiene en el libro.


La historia entre ellos no va a ser fácil. Austin no quiere ponerla en peligro y no le cuenta detalles de lo que hace en Sevilla. Pero Julia es muy terca, y dispuesta a todo por ayudarle acaba poniéndose en un peligro muy real, ya que termina siendo secuestrada por una organización, los DiHe, que se dedican al tráfico  de mujeres y a la prostitución.


Con una forma de escribir ágil y sencilla, nos adentramos en una trama en la que habrá mucha acción, donde llegaremos a tener miedo por la protagonista y sufriremos esperando el desenlace.


Desde aquí quiero felicitar a la autora, pues me parece que ha debido tener un largo proceso de documentación, que le ha aportado mucho realismo a la trama. No creo que le haya resultado fácil escribir algunas escenas, pero lo ha contado de tal forma, que te das cuenta de que es un problema real, del que apenas se habla, y con el que sufren muchas mujeres y familias en el mundo. Ha sido capaz de contarlo con tal realismo e intensidad, que he terminado empatizando con los personajes y sufriendo con ellos.


Quiero destacar que los secundarios están muy logrados. De hecho sin ellos el libro perdería calidad. Y más de uno pide a gritos su propio libro donde poder contarnos su historia.


Me ha parecido un gran libro, narrado con tal sencillez, que por momentos parecía que estaba viendo una película y no que tuviera un libro entre mis manos. Recomendadísimo. Mi más sincera enhorabuena María José.







jueves, 2 de marzo de 2017

NUNCA ME VERÁS LLORAR



Título: Nunca me verás llorar     


Autora: Kris L. Jordan


Editorial: Mountainsoft


Páginas: 530


Fecha de publicación: 1 de enero de 2017


Sinopsis: ¿Puede ganar el dinero al amor?


¿Es suficiente el lujo, las joyas y la fama para ser feliz? Lidia siente que ha nacido en el mundo equivocado. Desea vivir la misma vida que las protagonistas de sus películas favoritas, rodeada de diamantes y glamur…, pero su realidad dista mucho de sus sueños. Siente que su destino puede cambiar al conocer a Octavio, rico heredero de una enorme cadena de tiendas de ropa. Su belleza despierta en él, un irrefrenable deseo de poseerla…


¿A qué estará dispuesta a renunciar a cambio de ese mundo de lujo y fama?


Las consecuencias de sus actos afectarán lamentablemente a sus más allegados, alterando su futuro.


Nunca me verás llorar es una historia donde las decisiones son la brújula de la vida.




La verdad es que leyendo el título jamás me hubiera imaginado lo que me encontraría dentro de sus páginas, ni siquiera acerté al pensar quien pronunciaría esa frase de entre todos los personajes. Y es que “Nunca me verás llorar” es un libro en el que descubriremos los distintos matices de la palabra amor, y en el que su autora nos tendrá con los sentimientos a flor de piel constantemente.


Narrado en tercera persona, la historia comienza en el Madrid de 1964 para finalizar en 2016. Como veis abarca una cantidad de años considerables, casi una vida. En sus primeras páginas conoceremos a Lidia, una joven de gran belleza que anhela fama, dinero, glamour, pero que vive de forma humilde junto a su madre, Julia, que con su oficio de costurera es capaz de salir adelante a pesar de las dificultades de ser viuda y madre de una joven caprichosa. Y es cuando Julia pide a Lidia que lleve un encargo a casa de los Arauna que conoceremos a otros dos personajes de gran importancia en esta historia, Raúl y Octavio.


Lidia y Raúl se conocen desde pequeños, siempre han vivido en el mismo barrio, y está más que claro que se gustan. Y mucho. Pero a pesar de la atracción que siente por él, Lidia quiere algo más en la vida que ser la mujer de un simple trabajador. Por eso cuando conoce a Octavio Arauna siente que su vida puede cambiar, ser mejor, y a pesar del rechazo que le produce el contacto con él decide iniciar una relación abocada al fracaso desde el principio, pero que será determinante en la vida de muchas personas.


Y es aquí cuando la historia da un giro inesperado, uno que te hace pensar “espera, ¿¿¿¿¿cómo???????”, que te descoloca en un principio, pero que Kris ha sabido hilar a la perfección, sin dejar nada suelto al azar. A partir de aquí la novela es un compendio de sentimientos: de rabia, de odio, de indiferencia, de soledad, de amor, de pérdida, de cariño, de segundas oportunidades, de reencuentros, de despedidas, de saber perdonar….



“Me tomó la cara entre sus manos y, mirándome a los ojos, me dijo: papá, yo solo quiero que seas feliz; estoy seguro de que mamá, desde el cielo nos mira, nos cuida; y si nos ve contentos y reír, ella ríe. Pero, si nos ve tristes, llora. Yo quiero que ría muy alto.”


Es más que un libro de romántica. Es una novela en la que su autora nos enseña que ante días grises, hay que sacar paraguas de colores, porque siempre hay algo bueno por lo que merezca la pena luchar. Porque por muy duro que sea, no hay que tirar la toalla. Porque si te lo propones, no hay nada que no puedas conseguir. Porque la llave de la felicidad solo está en nuestras manos, y debemos ser conscientes de ello y usarla con sabiduría. Y es cierto que las decisiones que toman terceras personas pueden determinar tu vida, pero en tu mano está el transformarlas y sacar lo bueno de la situación.


Es un libro que hay que leer con un paquete de pañuelos al lado, por si en algún momento pudieras necesitarlo, y con la mente abierta y receptiva a todo lo que Kris nos quiere hacer llegar a través de sus páginas, pues descubriremos la palabra "amor" en total plenitud y con todos sus matices.



“…y le hiciera ver que la vida es corta, que pasa rápido y que él estaba perdiendo mucho de esa vida, lamentando el pasado, uno que no podía cambiar. Pero ante sí tenía un futuro del que en parte era dueño, con el que podía elegir vivir amargado y solo, o llenar sus días de felicidad…”


No puedo dejar de mencionar a Gabriel y a Adrián, porque son personajes que, cada uno a su manera, enamoran. Pero si doy detalles os estropearía el libro. Así que lo dejaré aquí. No dejéis de prestar atención cuando aparezcan.


Particularmente debo añadir que hacía mucho tiempo que no terminaba un libro y pensaba “ahora qué me leo que esté a la altura de éste”. Y es que cuando lo terminé me quedé con una sensación agridulce, porque me había encantado, pero de tal forma, que me va a costar encontrar un libro que me llegue tan adentro como lo ha hecho "Nunca me verás llorar". Me ha tocado el alma. Kris, yo no puedo decir eso de “Nunca me verás llorar”. He llorado, y mucho, con este libro. 

Desde Cotorras te damos nuestra más sincera enhorabuena, porque con esta novela has crecido como escritora. Te has superado. Gracias por tan bonita historia. 

Y a tí, lector, solo decirte una cosa: leelo, no te arrepentirás.