viernes, 30 de septiembre de 2016

13 ALMAS - Sara de Miguel



  • Libro: 13 Almas
  • Autora: Sara de Miguel
  • Páginas: 148
  • Género: Biografías y hechos reales
  • Fecha de publicación: 9 de julio de 2015
  • Sinopsis:

Resulta curioso que cada vez que alguien me pregunta a qué me dedico, y contesto que soy psicóloga de cuidados paliativos, automáticamente se cambia de tema. Casi nadie me pregunta por mi trabajo, casi nadie quiere oír hablar de enfermedad, ni mucho menos de muerte, cuando lo único seguro en nuestra vida es que moriremos. Mi nombre es Sara, y mi mayor aprendizaje estos años ha sido que si escucháramos más a las personas que se acercan a la muerte, les ayudaríamos a morir mejor. Y sobretodo, que si escucháramos más a las personas que se acercan a la muerte, aprenderíamos a vivir mejor.

  • Opinión personal:
No recuerdo donde ni como apareció esta portada en mi ordenador. Quizás un día buscando novedades en Amazon o revisando Facebook, solo sé que llegó y busque de que trataba. Leí la sinopsis y, sabiendo que no me iba a encontrar una historia romántica de las que suelo leer normalmente, algo llamaba mi atención y sabía que, tarde o temprano, quería perderme entre esas historias. Conociéndome, no quería apuntar el título en un trozo de papel que pudiera perderse, así que capturé la portada y la guardé en la galería de mi móvil. Y, aunque reconozco mi mala memoria a veces, os prometo que ni el título ni el nombre de la autora, se me olvidó en ningún momento.

Llegó el día que el libro llegó a mis manos, y empecé a leerlo. Sabía a lo que me exponía pero necesitaba leerlo. ¿Y qué me encontré?

Su autora nos cuenta su experiencia y porqué decidió dedicarse a la psicología, especializándose en cuidados paliativos. Y, narrando algunos casos de sus pacientes, esos que necesitan ser escuchados en sus últimos momentos de vida, dándoles apoyo para ayudarles a vivir mejor, y diciéndonos qué aprendió de cada uno de ellos.

La forma en la que está escrita este libro, te envuelve de tal forma, que parece que estas sentado junto a ellos y que tú, recibes esos consejos para disfrutar y aprender de la vida. Cada paciente te da una lección, pues a pesar de estar en sus últimos momentos de vida, te hacen aprender y te dan fuerzas para seguir adelante y consejos para no arrepentirte de tu pasado. ¿Qué he aprendido en este libro, gracias a su autora, que nos ha contado lo que ella aprendió?

Gracias a Juan Luis, he aprendido que lo importante es disfrutar y vivir, no ponernos excusas en nuestro día a día y que debemos hacer lo que nos apetece, aquí y ahora. Gracias a Eugenia, he aprendido que no debemos ser egoístas y que a veces, debemos olvidarnos de nosotros mismos para dejar a la persona que tenemos frente a nosotros, ser protagonista de ese instante. Gracias a Iván, que me ha dado la lección de que nunca debemos machacar a nadie para sentirnos mejor y que no podemos cambiar el futuro, pero sí tenemos la opción de mejorar el presente. Gracias a Ana, por recordarnos la importancia de la verdad y nunca mentir, incluso aunque creamos que una mentira piadosa hará feliz a la otra persona. Gracias a Alberto he aprendido que nunca debemos culpar a nadie que también está mal, por solo hacernos creer que volcando nuestra  rabia hacia otra persona nuestro dolor será más llevadero en vez de refugiarnos y apoyarnos entre nosotros para darnos ese ánimo cuando la vida se lleva a alguien querido. Gracias a María, que con su historia he aprendido que no debemos alejarnos en los malos momentos porque, cuando quieres a alguien debemos estar a su lado, para no arrepentirnos en el futuro. Gracias a Pilar, quien sabe que todos podemos equivocarnos pero si somos valientes y creemos en nosotros mismos, podemos cambiar a mejor; y como Roberto aprendió, no debemos tirar por la borda lo que queremos por creernos mejor o demostrar lo que no queremos ser y que por una tonteria, podamos arrepentirnos de tirar por la borda la felicidad que tenemos en nuestras manos. Gracias a Felipe por recordarme que debemos luchar y ser fuertes por continuar, ya que todo depende de nosotros. Gracias a Azahara, que aprendió que quien menos te lo esperas, te da ese apoyo que ncesitas cuando más lo necesitas, y nos ayuda a seguir hacia adelante esquivando el miedo que nos impedía avanzar. Y, como Manuel nos dice, no necesitamos respuestas, necesitamos sentir que alguien nos escucha para que, como dice Eva, cuando nuestra hora llegue, podamos irnos tranquilos.

Un libro duro pero, que como habéis podido comprobar, te hace abrir los ojos gracias a esas doce personas que tan sabios consejos le han contado a Sara.

Desde aquí, quiero felicitar a la autora, por su trabajo diario apoyando a esas personas, brindándoles su confianza y por hacerlo con tanto cariño. Agradecerle por reunir esas historias entre las páginas de 13 almas, para retransmitirnos todas esas lecciones, y aprendiendo lo que ella aprendió de cada uno de ellos. Gracias a Sara por ser esa heroína sin capa, que ayuda a muchas personas a irse con una sonrisa en la cara y por apoyar a esos familiares que no superan la pérdida de sus seres queridos. Gracias por ser esa decimotercera alma, contándonos tu historia para saber que, gracias a tu pasado, decidiste ayudar a tantas personas con un cariño incondicional, a pesar de saber que nunca sabes cuanto tiempo disfrutarás de la compañía de cada uno de esos pacientes a quienes un día tocas a la puerta para conocerles.

Os recomiendo sinceramente que compréis y leáis este libro. Preparad pañuelos porque os van a hacer falta, pero las historias y las lecciones, os van a marcar tanto que no os arrepentiréis de leer 13 almas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario