jueves, 2 de marzo de 2017

NUNCA ME VERÁS LLORAR



Título: Nunca me verás llorar     


Autora: Kris L. Jordan


Editorial: Mountainsoft


Páginas: 530


Fecha de publicación: 1 de enero de 2017


Sinopsis: ¿Puede ganar el dinero al amor?


¿Es suficiente el lujo, las joyas y la fama para ser feliz? Lidia siente que ha nacido en el mundo equivocado. Desea vivir la misma vida que las protagonistas de sus películas favoritas, rodeada de diamantes y glamur…, pero su realidad dista mucho de sus sueños. Siente que su destino puede cambiar al conocer a Octavio, rico heredero de una enorme cadena de tiendas de ropa. Su belleza despierta en él, un irrefrenable deseo de poseerla…


¿A qué estará dispuesta a renunciar a cambio de ese mundo de lujo y fama?


Las consecuencias de sus actos afectarán lamentablemente a sus más allegados, alterando su futuro.


Nunca me verás llorar es una historia donde las decisiones son la brújula de la vida.




La verdad es que leyendo el título jamás me hubiera imaginado lo que me encontraría dentro de sus páginas, ni siquiera acerté al pensar quien pronunciaría esa frase de entre todos los personajes. Y es que “Nunca me verás llorar” es un libro en el que descubriremos los distintos matices de la palabra amor, y en el que su autora nos tendrá con los sentimientos a flor de piel constantemente.


Narrado en tercera persona, la historia comienza en el Madrid de 1964 para finalizar en 2016. Como veis abarca una cantidad de años considerables, casi una vida. En sus primeras páginas conoceremos a Lidia, una joven de gran belleza que anhela fama, dinero, glamour, pero que vive de forma humilde junto a su madre, Julia, que con su oficio de costurera es capaz de salir adelante a pesar de las dificultades de ser viuda y madre de una joven caprichosa. Y es cuando Julia pide a Lidia que lleve un encargo a casa de los Arauna que conoceremos a otros dos personajes de gran importancia en esta historia, Raúl y Octavio.


Lidia y Raúl se conocen desde pequeños, siempre han vivido en el mismo barrio, y está más que claro que se gustan. Y mucho. Pero a pesar de la atracción que siente por él, Lidia quiere algo más en la vida que ser la mujer de un simple trabajador. Por eso cuando conoce a Octavio Arauna siente que su vida puede cambiar, ser mejor, y a pesar del rechazo que le produce el contacto con él decide iniciar una relación abocada al fracaso desde el principio, pero que será determinante en la vida de muchas personas.


Y es aquí cuando la historia da un giro inesperado, uno que te hace pensar “espera, ¿¿¿¿¿cómo???????”, que te descoloca en un principio, pero que Kris ha sabido hilar a la perfección, sin dejar nada suelto al azar. A partir de aquí la novela es un compendio de sentimientos: de rabia, de odio, de indiferencia, de soledad, de amor, de pérdida, de cariño, de segundas oportunidades, de reencuentros, de despedidas, de saber perdonar….



“Me tomó la cara entre sus manos y, mirándome a los ojos, me dijo: papá, yo solo quiero que seas feliz; estoy seguro de que mamá, desde el cielo nos mira, nos cuida; y si nos ve contentos y reír, ella ríe. Pero, si nos ve tristes, llora. Yo quiero que ría muy alto.”


Es más que un libro de romántica. Es una novela en la que su autora nos enseña que ante días grises, hay que sacar paraguas de colores, porque siempre hay algo bueno por lo que merezca la pena luchar. Porque por muy duro que sea, no hay que tirar la toalla. Porque si te lo propones, no hay nada que no puedas conseguir. Porque la llave de la felicidad solo está en nuestras manos, y debemos ser conscientes de ello y usarla con sabiduría. Y es cierto que las decisiones que toman terceras personas pueden determinar tu vida, pero en tu mano está el transformarlas y sacar lo bueno de la situación.


Es un libro que hay que leer con un paquete de pañuelos al lado, por si en algún momento pudieras necesitarlo, y con la mente abierta y receptiva a todo lo que Kris nos quiere hacer llegar a través de sus páginas, pues descubriremos la palabra "amor" en total plenitud y con todos sus matices.



“…y le hiciera ver que la vida es corta, que pasa rápido y que él estaba perdiendo mucho de esa vida, lamentando el pasado, uno que no podía cambiar. Pero ante sí tenía un futuro del que en parte era dueño, con el que podía elegir vivir amargado y solo, o llenar sus días de felicidad…”


No puedo dejar de mencionar a Gabriel y a Adrián, porque son personajes que, cada uno a su manera, enamoran. Pero si doy detalles os estropearía el libro. Así que lo dejaré aquí. No dejéis de prestar atención cuando aparezcan.


Particularmente debo añadir que hacía mucho tiempo que no terminaba un libro y pensaba “ahora qué me leo que esté a la altura de éste”. Y es que cuando lo terminé me quedé con una sensación agridulce, porque me había encantado, pero de tal forma, que me va a costar encontrar un libro que me llegue tan adentro como lo ha hecho "Nunca me verás llorar". Me ha tocado el alma. Kris, yo no puedo decir eso de “Nunca me verás llorar”. He llorado, y mucho, con este libro. 

Desde Cotorras te damos nuestra más sincera enhorabuena, porque con esta novela has crecido como escritora. Te has superado. Gracias por tan bonita historia. 

Y a tí, lector, solo decirte una cosa: leelo, no te arrepentirás.




6 comentarios:

  1. Me hacéis dudar. No sé si el estilo de la autora va conmigo. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya es una opinion muy personal. Obviamente nosotras no podemos decidir por ti, pero si quieres mas opiniones, en portales como Amazon puedes encontrarlas. Ahora, te digo una cosa. No te dejes llevar solo por la sinopsis. Como decimos en la reseña, hay un giro en la trama muy importante. Gracias por tu comentario Carmen. Bss

      Eliminar
  2. Muchísimas gracias por la reseña. Gracias por tratar a mi libro con tanto cariño. Me has enocionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me emociono el libro de principio a fin. Eres muy grande

      Eliminar
  3. Hola!
    Bueno me ha encantado tu reseña, no conocía el libro pero me has convencido totalmente, me lo apunto. Ahora espero poder leerlo pronto.
    Por cierto, soy nueva en tu blog, si te apetece pasarte por el mío eres más que bienvenida.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Sheila. Cuando lo leas nos encantara saber tu opinion. Y por supuesto que me pasare por tu blog. Bss

      Eliminar