miércoles, 10 de mayo de 2017

PRESENTACION "TU HOY NO TE CASAS"



El pasado día 27 de abril tuvimos el placer de asistir a la presentación del último libro de María José Vela, “Tu hoy no te casas” de Ediciones Versátil, en la que contó con una madrina de lujo: mi compañera de fatigas Tamara Morón (Mara Mornet).


Fue una tarde divertida, pero es que María José es así: simpática, alocada y muy espontánea, luego aburrirnos estaba claro que no nos íbamos a aburrir.


Con una historia muy diferente a la de su primera novela “Amor y Gin Tonic”, María José nos narra un precioso romance profundizando en un paraje tan bello como Costa Rica.



Tamara: ¿Por qué elegiste Costa Rica para ambientar esta historia?

María José: La culpa la tiene mi hermano, porque le mandaron allí a trabajar. Evidentemente fui a verle, y para mi Costa Rica se convirtió en algo muy importante porque llegué en un estado psicológico complicado, tenía una gran cantidad de problemas personales. Al llegar allí me contaron el “Pura vida”, vi toda aquella maravillosa naturaleza y me cambió todo. Para mí fue un punto de inflexión en mi vida tremendo. Y de ahí salió esta historia, que habla de depresión porque la protagonista llega allí en un estado de cambios en su vida. Está a punto de casarse con un hombre que es perfecto, pero algo falla, y llega en una situación parecida. Por eso Costa Rica, y en concreto Santa Teresa, porque de todo lo que yo visité en Costa Rica fue lo que más me gustó.



Tamara: Esta presentación quería hacerla diferente, y he traído unas pegatinas para que María José explique ese lugar que tanto le llamó la atención. La primera es el Hibisco, ¿qué representa, tanto en la novela como para ti?

María José: Es una flor que me llama mucho la atención, creo que no la había visto antes. Pasó un poco como se cuenta en la novela, la protagonista se la encuentra encima de unas toallas en el baño. Hasta entonces todo lo que había visto de Costa Rica le chocaba mucho y le parecía feo, pero ve esa flor y es como un descubrimiento. A mí me pasó igual, me llamó tanto la atención su belleza y su tamaño, porque allí todo es XXL, que me enamoró. En la novela tiene mucho significado porque el protagonista se la regala a la protagonista femenina todos los días.




Tamara: La palmera y el sol, ¿qué significan para ti y que papel tienen en la novela?

María José: Veo una palmera, y desde que estuve en Costa Rica pienso en libertad. Y el sol es bonito, alegre, nos llena de energía. ¿A quién no le gusta un paisaje tropical? No es solo vacaciones o buen tiempo, para mí fue liberarme de los problemas que arrastraba cuando llegué. De hecho, en una playa de Costa Rica decidí dejar de trabajar y dedicarme a escribir.


Tamara: Pero no todo es sol, porque también tenemos la nube.

María José: Las tormentas tropicales. Si alguna vez habéis estado por allí sabeis que llueve cinco minutos pero con una gran intensidad. Recuerdo estar en la playa y que llegaron las nubes de repente, empezaron a descargar tanta agua que enseguida nos empapamos, pero para mí fue como un bautismo que se llevó toda la porquería de mi vida. En la novela hay una tormenta que más que llevarse trae, pero luego también se lleva (no puedo hacer spoilers).


Tamara: La última pegatina, las tablas de surf, tiene algo característico de allí...

María José: Santa Teresa está en la costa del Pacífico, y es un paraíso para los surferos. En el libro las tablas tienen un “algo”. Hay un momento en el que a la protagonista le compran una tabla de surf, y a ella le hace ilusión, porque es algo que sólo puede usar allí, en Santa Teresa, y de alguna manera le hace anclarse a ese lugar. Y es algo que en ese momento le da mucha felicidad.


Tamara: Hablemos de los personajes. Empecemos por Cocó, la protagonista.

María José: Cocó tiene una vida perfecta, con un chico perfecto y con el trabajo perfecto. Pero un día se da cuenta de que su vida no encaja, que tener un novio guapo no implica que todo sea perfecto. Al final todo depende del prisma con el que se miren las cosas. Ella vive en un estado de presión constante. Cuando está a punto de casarse, su amiga Lola aparece, y al verla se da cuenta de que no es feliz y que esa boda es un error. Le dice “Tú hoy no te casas” y se la lleva a Costa Rica.


Tamara: Lola, el brazo derecho de Cocó, al igual que Loreto en tu anterior novela. Siempre pones un brazo en quién apoyarse en tus personajes femeninos principales. Háblame de Lola.

María José: Es la amiga incondicional de Cocó. La artífice de su viaje a Costa Rica, y de que se replantee su vida.


Tamara: Oliver, ¿Quién es él?

María José: Es el protagonista masculino. Está en Costa Rica porque su padre le llevó allí de joven, y se quedó porque se siente atado al océano. Es muy guapo, pero no es el típico protagonista que está forrado. Tiene un trauma y un misterio en su vida que Cocó tendrá que descubrir. Y tiene una característica que creo que a todas nos encantará: le apasionan los libros.


Tamara: Me comentaste que la editorial quiso encajar la novela dentro del género Chic-Lit, pero que tú no estabas de acuerdo. Debo decirte que una vez la he leído, me parece que sí encaja dentro de ese género, porque me he reído mucho. En la novela tiene mucho peso el perro de Oliver, al que has puesto voz y habla a lo largo de la historia, metiéndose incluso en conversaciones entre la pareja protagonista.

Otro personaje con quién me he reído es con el Chimuelo...

María José: Uy el Chimuelo, es un personaje delgado, con los pelos a lo afro y barbas de maíz. Parece un “hooligan” desvencijado. Es un inglés que lleva 20 años en Costa Rica, llegó en extrañas circunstancias y huyendo del amor. Además tiene una particularidad, y es que se comunica a través de rancheras. Le encantan, y puedo decir que pude describirle de esa forma, porque conocí en persona a esta persona tan característica y peculiar.


Tamara: Pregunta fundamental e importante en la novela, ¿Qué es “Pura vida”?

María José: Es una expresión que se utiliza para saludarse y para despedirse, y resume su filosofía de vida. Costa Rica tiene el 2% de la biodiversidad del mundo, es naturaleza en estado puro. Pura vida también significa ese respeto por la naturaleza y su forma de disfrutar la vida, y es la expresión que se utiliza allí para dar las gracias.


Fue una presentación única en la que descubrimos un poquito más de María José, de su vida. Nos contó anécdotas que vivió durante su estancia en este atractivo país, habló de la inmensa belleza de sus paisajes, de los animales que allí habitan, y nos dijo “no os acerquéis a un mono en Costa Rica. ¿Por qué? Leeros el libro y lo descubriréis”.



Desde luego supo cómo despertar la curiosidad de los allí presentes tanto para leer su novela como para visitar este país. Confieso que antes no estaba en mi lista de “lugares que visitar antes de morirme”, pero ahora sí.


Desde Cotorras Lectoras te deseamos la mayor de las suertes con este nuevo libro María José. Gracias por una tarde tan estupenda. ¡¡Pura vida!!

 

6 comentarios:

  1. Una presentación muy divertida, con presentadora de lujo y una escritora tan cercana que hizo más apetecible el libro, tanto que nada más llegar a casa me puse con él y lo terminé en pocos días.
    Lo recomiendo. No dejéis de leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotras tambien disfrutamos mucho. Nos encanta saber que el libro te gustó. Gracias por tu comentario. Bss

      Eliminar
  2. Por las risas, por los ánimos, por la compañía, por los jacuzzis, por los viajes, por las presentaciones, por lo que me enseñáis, por lo que me ayudáis, por... Vamos, que os quiero.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Ay, qué pena no haber podido estar allí!! Me han entrado muchas ganas de leer el libro, tienes que pasar un rato genial leyéndolo, jeje,
    Fantásticas preguntas y las pegantinas, qué cuquis!!
    Nos vemos!
    un beso
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Te hubiera encantado Sara. Cuando te leas el libro nos cuentas que te ha parecido. Bss

      Eliminar