martes, 30 de junio de 2015

Amarte, hasta mi último aliento - Mara Mornet





AMARTE, HASTA MI ÚLTIMO ALIENTO
Día setecientos noventa y siete, otro día más en la sala que me da la vida o la muerte, no sé de qué otra manera decirlo. Mismas caras, caras nuevas, caras que ya no están. El olor a putrefacción y medicación, es insoportable y las máquinas  de tratamiento no dejan de funcionar diariamente, dando vida a los rostros calvos, que quieren sus servicios.

Espero en la sala, como cualquier semana, a que el doctor Tomás me llame y me comente como están mis marcadores y me dé otro chute del veneno que me quita el hambre, me transforma en la persona más irritable del universo y deja que las personas, que antes pensaba que me querían, fueran poco a poco abandonándome a mí son. Solo tengo a mi abuela, prohibiéndome la poca vida que creo tener, soy como una muñeca de porcelana y aunque la grite, la insulte y la mande al carajo, ella sigue estando impune. A mi padre, ya jubilado, le dejo descansar de esta agonía, ya tuvo bastante con la enfermedad de mí madre y no podía soportar que también, viera a su hija caer por el abismo. Así que, me independicé, pero no muy lejos, ¡no penséis!, la puerta de mi casa queda enfrente a la  de mi abuela, la única que aun tratándola mal siempre está al pie del cañón. Me recuerda a mi madre, por eso creo que al verla me hace sentir a veces mal, la echo tanto de menos…. En mi trabajo, mi jefe no me permitía más bajas, aun siendo la mejor abogada que tenía en el equipo. Fui despedida y repudiada por muchos de mis compañeros, uno de ellos, fue Rodrigo, mi ex, esa persona incondicional que me declaraba su amor a los cuatro vientos hacía dos años, y cuando supo lo que le venía encima, de la forma más fría, me dijo:  “tú no podrás darme hijos Alicia… Mírame, no puedo estar con alguien, que no está cien por cien como yo. Tengo un gran trabajo, unos sueños, mis expectativas de futuro y tú, lo cortas todo, espero que todo vaya bien”, y sin más, salió de mi vida, al igual que entro.

Diréis, pues vaya mierda de vida, ¡exacto! ¡¿La vuestra es mejor?!


Alicia Mora, pase a la consulta cinco, por favor. – dijo la voz del interfono.

Cariño, venga el doctor nos ha llamado, levántate – dijo mi abuela. Me levanto con esfuerzo, mis piernas últimamente son, como arrastrar dos cementos, sé que el tratamiento es muy corrosivo y ataca a todas las partes del cuerpo, pero entre el tratamiento y mis ánimos de ver la vida, todo se me hace más duro. Junto a mi abuela, me dirijo a la consunta del doctor, y en mi recorrido hacía la consulta paso por el mostrador de las enfermeras, donde unas te preguntan por tu estado y otras te animan a seguir en esta vida.

domingo, 28 de junio de 2015

La palabra que empieza por A - Kris L. Jordan

La palabra que empieza por “A”

Apagué el despertador de un manotazo, la cabeza me dolía horrores y tenía la boca como si me hubiese tragado un estropajo de esos de aluminio. «Maldita la hora que le hice caso a Eduardo»

—Anímate tío, será solo una hora. Tomamos una copita y para casa —me dijo.

Pero una hora se transformó en cuatro y una copa en..., ya ni me acuerdo, perdí la cuenta cuando llegó la rubia de piernas largas y pechos enormes. ¿Por cierto, que pasó con la rubia? Al volverme en la cama lo averigüé, ahí estaba, desnudita como Dios la trajo al mundo. Me quedé atontado mirando como esos enormes globos subían y bajaban conforme respiraba. «Madre mía, que maravilla», sabía que una sonrisa se dibujaba en mi cara, pues me sentía en la gloria.

Me costó regresar a la realidad y levantarme, pero era necesario. La rubia se tenía que marchar, si se quedaba después de pasar la noche corría peligro, podía pensar que lo nuestro tenía futuro, que podíamos quedar algún otro día, pasear cogidos de la mano, hacernos arrumacos a la luz de las velas... solo pensarlo se me ponía la carne de gallina. Desde hacía tiempo lo tenía muy claro, nada de novias, pareja, compromiso. Lo mejor era despertarla, con sutileza despedirme de ella y mandarla a su casa, eso sí claro, con un buen sabor de boca.

Dejé caer mi cabeza sobre la almohada al recordar lo que esa mañana me esperaba, una jornada completa con la fotógrafa más odiosa, engreída y petarda.

—Es la mejor y sus campañas son las que más éxito tienen —me repetía Eduardo, mi mejor amigo y mánager, una y otra vez.


—Pero es horrible trabajar con ella.

—Lo sé.

—Si lo sabes, ¿por qué siempre terminas firmando con ella? Claro como tú no tienes que aguantarla...

—El que paga manda y esta campaña es muy importante —y así se terminaba la discusión. El cliente es quién pone las condiciones y yo simplemente soy el modelo, ni pincho ni corto. Me limito a colocarme delante de la cámara, posar, moverme y obedecer las órdenes de una maniaca obsesiva, como es Rania Peña.

Lo único que me consolaba era pensar que esta iba a ser mi oportunidad de oro. Arthel  una nueva marca de perfumes francesa que hacía tan solo un año había irrumpido en el mercado internacional como un vendaval, había confiado en mí para su nueva campaña.  En navidades lanzaba su nuevo producto Désir y yo sería la imagen masculina de su perfume. Era la oportunidad que estaba esperando. Llevo tres años trabajando como modelo y en España he conseguido un prestigio, pero con Désir me lanzaría al mercado internacional y eso suponía hacerme con más trabajos.

viernes, 26 de junio de 2015

Tú eres para él - Jessica Lozano



 TÚ ERES PARA ÉL


El semáforo en verde y ningún coche avanzaba. El intenso tráfico la había mantenido en el mismo sitio alrededor de quince minutos. Desesperada, necesitaba llegar a casa cuanto antes, mañana era la presentación del proyecto con el que llevaba trabajando más de seis meses. Quería repasarlo todo bien, estaba agotada, pero solo tendría que hacer un pequeño esfuerzo más.

No soportaba los atascos, aunque esta vez le ayudaba escuchar ese ruido metálico de la lluvia chocando contra el techo del coche, junto con el movimiento del limpiaparabrisas, producía un sonido hipnótico que la tranquilizaba. Vio que empezaron a caer pequeños copos de nieve que se posaban en la luna del coche y se deshacían lentamente.

Un hombre mayor cruzaba el paso de cebra, le llamó la atención que fuera tan despacio, arrastraba los pies y miraba hacia abajo ajeno a la lluvia que caía intensamente.

 En unos días sería Navidad, no le gustaba estas fechas, le parecían tristes y solitarias. Afortunadamente su madre y ella se tenían la una a la otra, pero muchas personas no disfrutaban de esa compañía y seguramente la sensación de aislamiento, añoranza y tristeza sería mayor. Pensó que quizá aquél pobre hombre estaba sólo.

Ella apenas tenía amigas, toda su vida se había centrado en estudiar y trabajar. Los hombres no eran su prioridad, tuvo alguna relación, sin embargo ninguno la llenó lo suficiente, prefería seguir viviendo sola y centrarse en su trabajo. Solo había habido alguien que logró que se estremeciera con su mirada, pero ni siquiera llegaron a hablarse. Le conoció en la universidad y cuando se cruzaban en el pasillo o en la cafetería, sentía como la observaba,  tenía que reconocer que ella tampoco podía dejar de mirarle.

Aunque hubieran pasado varios años de aquello, no lograba olvidarle, se arrepentía de no haberle dicho lo que sentía. Un día tuvo una buena ocasión para hacerlo; iba corriendo desesperada hacia clase ya que llegaba tarde a un examen,  al cruzar la esquina tropezaron, la agarró de los brazos para evitar chocarse, ella en un tono de voz demasiado bajo le pidió perdón, y vio como él esbozaba una pequeña sonrisa. No la soltaba, estaban demasiado juntos, era la primera vez que la tocaba y el corazón le latía violentamente, sabía que no era por la carrera sino por su escrutinio. Su olor, fresco y varonil, se coló intensamente en su interior. Tenía unos ojos azules oscuros e intensos que fueron bajando hacia sus labios.

jueves, 25 de junio de 2015

Verde que te quiero verde - Fanny Koma




VERDE QUE TE QUIERO VERDE


¿Cómo puede cambiar tu vida en cuestión de poco tiempo? No es que yo esté cerrada a los cambios, claro que no, pero si es para mejor ¿Por qué no? Y aquí estoy en el comienzo de una nueva etapa, arreglándome para lo que será una de las últimas salidas como ciudadana de Badajoz, prácticamente obligada por mi mejor amiga: la loca del barrio. Ya solo me falta un poco de rímel y ponerme los botines. Me encantan mis botines negros de tacón, junto con mí vestido verde corto preferido, hacen un conjunto que me queda genial y me da una seguridad, que creo que esta noche me va a hacer falta.

   ¿Te quieres mover por favor? Noa, definitivamente no puedo contigo.

   Y ahí está mi media hermana. Dicen que juntas somos una bomba de relojería, ¡qué exagerados!

   Si no me obligaras a salir, sin opción a que me escuches… ¿En serio hay que hacerlo? Camila, no quiero salir.

   —Vamos a ver si te enteras de una vez, cosita verde. Hace dos meses que te dejó tu adorado novio por causas desconocidas o no, espera, por la hija de un empresario rico, cuando llevaba meses sin tocarte. ¿Me equivoco?

   ¡Camila!

   No me interrumpas. Tenías un trabajo que no te gustaba nada, y te acaban de ofrecer un gran puesto trabajando en lo que a ti te gusta y empiezas dentro de dos semanas en Madrid, no tienes que aguantar a la pesada de tu madre todos los días y yo me voy contigo… ¿Me puedes explicar el motivo de no salir a celebrarlo?

miércoles, 24 de junio de 2015

Desde atrás - Beatriz Sierra

Desde atrás


Podría contar una historia de amor o algo que te cuenta la gente cuando no saben de qué hablar y se producen esos incómodos silencios que tanto molestan a la gente, pero este no es el caso esta es mi historia  de amor, puede que sea fugaz o tal vez que perdure a lo largo de los años  en las memorias de las personas. Una historia que puede pasar inadvertida  pero que hace que el corazón te lata más fuerte y que las piernas te empiecen a temblar. En definitiva es una historia que ya ha pasado.

Me llamo… bueno mejor prefiero dejar las presentaciones para el final para que parezca que esta historia de amor sea algo lejano sin nombres, sin caras, como si fuese una historia furtiva que te cuentan que ha vivido el amigo de un amigo de tu amigo pero que realmente esta vivida en primera persona.

El 16 de mayo de 1993 fui la última vez que vi su  rostro, era un domingo letal de los que te hacen suponer que el verano seria largo y caluroso. Allí estaba diciéndome adiós con la mano sin saber que  ese sería el ultimo adiós, el último aliento de una batalla contra el peor enemigo que tenemos… el tiempo. Tras nueve meses de lucha incansable  llego su hora. Han sido muchas batallas libradas, muchas guerras ganadas y como no, otras tantas perdidas. Resulta absurdo pensar en todo lo que harías de nuevo o lo que te gustaría hacer  porque ahora me doy cuenta de que aunque pases cien años al lado de la persona a la que amas siempre te quedan cosas por descubrir o momentos que repetir, como si el tiempo nunca fuera suficiente.

La tentación de un desconocido - Emma Gigan



LA TENTACION DE UN DESCONOCIDO



Virginia salió tarde aquel día de trabajar. Se acercaban las navidades y tenía que terminar, antes de las fiestas, con todo el trabajo que se acumulaba al acabar el año. Los informes del cierre de ejercicio, debían ser elaborados en los primeros días del año que comenzaba y no admitían demora.

Se cerró bien su abrigo para que el frío aire de la noche no se colara por ningún resquicio y salió del edificio de oficinas en el que se encontraba para dirigirse a su casa.

Caminó, despacio, por aquellas solitarias calles, a esas horas, en dirección a la parada del autobús. Aunque eran ya las nueve de la noche, no tenía ninguna prisa por llegar a su solitario apartamento. Vivía sola desde que unos meses atrás se había separado de su pareja, con el que había vivido seis años. Desde entonces, su vida se había centrado en su trabajo y sus antiguas amigas que habían estado en todo momento a su lado desde su divorcio y con las que salía algunos fines de semana.

Estaba aproximándose a la parada, cuando decidió cambiar de idea y entrar en la cafetería que se encontraba justo al lado. Un café caliente le sentaría muy bien y ayudaría a que su cabeza se despejara, de todo lo que había tenido que realizar en su jornada de trabajo. Además, haría que entrase en calor, ya que sus piernas se estaban quedando heladas al llevar falda y zapatos.

viernes, 19 de junio de 2015

El rey pobre - Adrián González de Luis



El rey pobre


 
Cada día, a la salida de la misma estación de cercanías, cruzabas tu tímida mirada conmigo tan solo durante una décima de segundo, en un vago intento por no verte comprometida por ella. La misma medio sonrisa, cargada de amabilidad, y que yo agradecía más de lo que pudieras suponer por aquel entonces. Son pocos los gestos de complicidad que reciben los que se ven abocados a pedir limosna.

Hace dos años que perdí mi hogar a causa de un aval. Mi hijo lo necesitaba, y ahora ambos lo pagaremos para siempre. Él más que yo, pues ha de vivir mucho más tiempo. El caso es que el alquiler y la supervivencia de dos familias no se sostiene tan solo con una pensión de seiscientos euros, y recurrí a la solidaridad de la gente. Tú misma me dabas algo algunos días, acompañando el donativo con timidez. Y con tu sonrisa.

Antología Susurros de Invierno

Susurros de Invierno, 11 almas desnudas, es la primera antología navideña organizada por Cotorras Lectoras Madrileñas.

¿Qué sucede cuando 11 autores se juntan para desnudar, ante una pluma, su alma? Algo tan fantástico como el nacimiento de una I Antología Navideña llena de amor, ilusión, magia y lo más importante, el cariño desprendido bajo los 11 relatos que componen este libro.

11 maravillosos relatos forman la antología y sus autores/as son: Adrián González, Beatriz Sierra, Emma Gigán, Fanny Koma, Jessica Lozano, Kris L. Jordan, Mara Mornet, Neus Trinidad, Nina Hart, Nora Alzavar y Rose B. Loren.

¡YA DISPONIBLE GRATIS!
Puedes adquirirlo a través de Amazon,a precio mínimo, en papel. ¡Sólo 5'85€! - Susurros de invierno

martes, 16 de junio de 2015

SORTEO GARDEN MANOR - JUEGA CONMIGO DE MALENKA RAMOS

¡¡¡¡SORTEO!!!!
COTORRAS OS TRAEMOS ESTA SEMANA EL SORTEO DE UN LIBRO EN PAPEL, DEL NUEVO LIBRO DE MALENKA RAMOS: GARDEN MANOR - JUEGA CONMIGO
PARA ENTRAR EN EL SORTEO SOLO TENEIS QUE CUMPLIR LOS SIGUIENTES REQUISITOS:


- SER SEGUIDOR DEL BLOG
- SER MIEMBRO DEL BLOG

- PONER QUE PARTICIPAIS Y TAMBIEN PONER CON QUE NOMBRE OS SUSCRIBIS COMO SEGUIDOR Y COMO MIEMBRO ¡GRACIAS! (así al buscaros poder encontraros fácilmente).
MUY FACIL ¿VERDAD?
PUES ¡SUERTE!
EL SORTEO ESTARA VIGENTE DESDE EL DÍA 16 DE JUNIO HASTA EL 23 DE JUNIO (DICHOS DIAS INCLUSIVE). EL DÍA 25 SE REVISARA A TODOS LOS CONCURSANTES QUE CUMPLAN DICHOS REQUISITOS Y EL DÍA 26 DIREMOS EL GANADOR.
SORTEO NACIONAL

¡MUCHA SUERTE COTORRAS!
 
SORTEO CERRADO

Lista de participantes:

Mónica Agüero Fernández
Esther Aldeguer Juarez
Emi Gómez Rodriguez
Vanessa Díaz
Mónica Bazo Sanabria
Cristina Bautista Fuentes
Alicia Sánchez

ENHORABUENA A LA GANADORA:

 
 
¡¡MUCHAS FELICIDADES!!
 

lunes, 15 de junio de 2015

ENTREVISTA A SCARLETT BUTLER





SCARLETT BUTLER
 
En noviembre de 1983, nace en Madrid la autora de “Desde el día en que te vi”, auto publicada bajo el pseudónimo de Scarlett Butler. Vive en Leganés y estudió Magisterio de Lengua Extranjera (Inglés). Su pasión por la novela romántica la anima a escribir, y así nace su primera novela. Disponible en Amazon en digital y en papel.



CLM: Gracias de antemano por querer ser entrevistada por las Cotorras Lectoras.




CLM: Detrás del seudónimo de Scarlett Butler, ¿quién se esconde?

SC: Una escritora novel con muchas ganas de contar historias.




CLM: ¿Por qué Scarlett Butler?


SC: Porque Scarlett O’Hara es mi heroína y cuando más feliz fue esta mujer es cuando estaba con su amado Rhett Butler, jeje.




CLM: ¿Cómo surge que te plantees a escribir una novela y auto publicarte? ¿Qué te inspiró?


SC: Tras llevar un par de años inmensa en el género romántico, me planteé escribir una novela para participar en un concurso que no gané. Entonces me animaron a autopublicarme y así lo hice. Me inspiré en situaciones de la vida cotidiana.




CLM: Cuando te planteaste empezar tu primera novela [Desde el día en que te vi], lo tenías ya pensado o la historia iba surgiendo mientras avanzabas escribiéndola?


SC: Todo fue poco a poco. No me planteé nada, ni siquiera al principio.




CLM: Los personajes, ¿los describes bajo la apariencia de alguien conocido o nacen de tu imaginación?


SC: Hay rasgos que sí son característicos de ciertas personas pero no hay nadie tal cual es en la vida real. Me inspiro en estos rasgos y después ya vuela la imaginación para terminar de darles forma.




CLM: A la hora de elegir la forma de ser de los personajes, ¿te fijas en alguien?


SC: Como te he comentado anteriormente, me fijo en ciertas personas, en rasgos propios y desde ahí sigo con los personajes, pero solo a veces. En muchas otras ocasiones nacen de la imaginación.




CLM: ¿Algún personaje, tiene parte de ti? Cuéntanos que podemos ver de Scarlett en Desde el día en que te vi.


SC: En esta novela hay cosas mías que aporto al personaje de Alba como pude ser el valor de la amistad y la lealtad entre las amigas.




CLM: Cuando escribes, ¿qué intentas destacar para llamar la atención de tus lectores/as?


SC: La mayoría de las veces intento que los personajes sean personas reales con los que se puedan sentir identificados.




CLM: Tu novela se ha mantenido en el Top100 de ventas en Amazon. ¿Qué sentiste al verte en tan buena posición?


SC: Fue increíble. No me lo podía creer. En apenas tres semanas me situé en el número uno y fue un gran orgullo personal.




CLM: Y… ¿alguna reseña, comentario que haya conseguido que llores de emoción?


SC: Quizá la primera reseña porque era la primera vez que me hacían una reseña. Todas son especiales y aún hoy me sigue emocionando que alguien dedique su tiempo a leerme y dar su valoración. En cuanto a los comentarios hay muchos que me dicen que les ha enganchado y les ha gustado mucho pero recuerdo uno de una amiga de América que directamente lo publicó en mi muro y fue muy emotivo verlo ahí.




CLM: Desde que publicaste tu novela… destaca un momento especial que hayas vivido gracias a su publicación.



SC: He vivido momentos bonitos al ver las reseñas, los comentarios… Pero si he de elegir uno me quedo con la presentación de una gran autora donde una blogger que me había hecho una reseña me reconoció y vino a felicitarme por mi trabajo y me dijo algo precioso. Llevaba una temporada sin leer y gracias a mi libro se volvió a enganchar a la lectura.




CLM: Hablando de futuro… ¿cuándo podremos leerte de nuevo?


SC: Espero poder sacar libro después del verano, si no se complica nada.




CLM: Danos algún adelanto, ¿no? (je, je)


SC: Jaja, actualmente estoy subiendo unos relatos sobre un jeque al blog que están teniendo mucho éxito y las lectoras me piden hacer libro sobre este también.




CLM: Y ahora... como lectora. ¿Qué tipo de libros de gusta leer? Si tuvieras que recomendar alguno a las Cotorras Lectoras Madrileñas (a parte del tuyo, claro está) ¿Cuál sería? ¿Por qué?


SC: Difícil elegir pero sin duda les recomendaría libros de Susan Elizabeth Philips o, Maya Banks. Y en cuanto a escritoras de nuestro país hay muchas grandes. Solo hay que echar un ojo a las que pueblan mi Facebook (no quiero mencionar a ninguna que son muchas y alguna se me olvidará seguro).


 Para finalizar…

·         Personaje masculino: Esteban sin dudarlo.

·         Personaje femenino: Alba, mi chica.

·         Secundario que se merece una novela: me gustaría contar la historia de Silvia. Quizá algún día.

·         Lo más difícil cuando escribes: encontrar la inspiración. A veces las musas me abandonan.

·         Un momento: los momentos en los que menciono una canción que acompaña la escena son especiales porque ponen banda sonora a su vida en ese preciso instante.

·         Una frase: “¿Por qué has tardado tanto?” Entraña mucho significado y una vez lees la novela, se comprende.






Muchas gracias a Scarlett Butler por responder a Cotorras Lectoras Madrileñas nuestras preguntas y dejar que la conozcamos un poco más.